jueves, 4 de diciembre de 2008

miércoles, 19 de noviembre de 2008

LA EDUCACIÓN UNIVERSITARIA EN EL ECUADOR HOY



Esta noche mientras dormía se me cruzo en la mente escribir un artículo sobre la realidad de la educación universitaria en mi país en donde la educación ya es de todos, comencé visualizando sobre que aspectos tratarlos y se me ocurrió bajo cuatro perspectivas la del gobierno, la de la parte administrativa de las Universidades, de los Profesores y de los estudiantes.
El gobierno con un afán de regular el funcionamiento de los centros de educación superior plantea cuatro procesos básicos la gestión universitaria, la formación de recursos humanos, la interacción social y la investigación científica y tecnológica lo cual realizado de una manera efectiva seria lo correcto, lamentablemente se suma un escenario electorero que con un afán de ganar votos propone la educación gratuita de tercer nivel para todos subsidiando toda una plataforma universitaria politizada caduca que lo único que persigue es la perennización en sus puestos administrativos sin importarles el desarrollo real del nivel educativo y para que usted amigo vea quienes son los aludidos acuda a un centro de educación superior y observe los rótulos en las obras que se construyen u observe el periódico dominical en cualquier publicidad de cursos o requerimientos lo primero que ponen es su nombre cual político de épocas anteriores como si otra persona pudiera adjudicarse dichas obras, lo cual debería ser penado y controlado por la auditoria estatal esto es Contraloría y ser descontado de sus sueldos todos los rótulos y publicidad que consten sus nombres dándoles una muestra de humildad y de demostración de pertenencia a la Institución. El gobierno con un afán de proteger al profesional obliga la contratación de profesores a tiempo completo y quita la factibilidad de contratación por horas lo cual es tergiversado por las autoridades universitarias contratando a todos los docentes afines a su linea política mermando el nivel académico ya que los profesionales especializados que muchas veces por afán de servir y sin importarles la parte económica cobraban cada cuatro o cinco meses luego de transmitir sus experiencias a los estudiantes, esto también es fácil de determinar mediante la solicitud de una base de datos de los administrativos, docentes y empleados y podrán notar como las Universidades se han convertido en un gremio familiar donde trabajan todos los hermanos, hijos, cuñados y yernos y no existe un sistema de evaluación directriz imparcial mediante una auditoria externa y por medio de un sistema experto que no tenga incidencia las autoridades en la evaluación la cual debe ser por meritos diferenciándose la edad con experiencia y capacitación. Como ellos son los que manejan estas instituciones se permiten trabajar en otras Universidades particulares o empresas públicas y los fines de semana en postgrados transformándose en unos verdaderos Supermanes de la educación.

En cuanto al acceso libre a las Universidades se debería haber propendido a la valoración del costo alumno por ciclo de estudio y por medio de becas del mismo número de estudiantes que van acceder a las Universidades subsidiadas, los mismos puedan optar por cualquier Universidad del país sean instituciones publicas o privadas permitiéndoles el acceso a una educación de acuerdo a sus requerimientos y competencias lo cual permitiría subir el nivel académico de todas las Instituciones de educación superior, y una repartición equitativa de los recursos de acuerdo al numero de estudiantes y al nivel de calidad del centro de estudios y se mantendría la idea gratuidad de lo estudios de tercer nivel pero a un nivel elevado.
En cuanto a la interacción social se confunde con actos sociales como la ejecución de bailes, peñas y programaciones artísticas subsidiadas con fondos estatales, interacción social propende a la creación de servicios de pasantías, consultorías, difusión cultural, convenios no solo de papel, servicio comunitario y relación universidad empresa.
El punto doloroso es la investigación en las Universidades es penoso saber que carreras, facultades no tienen determinadas sus líneas de investigación obteniendo profesionales sin ningún eje formativo y peor aun no se encuentran determinados los puntos de interés de cada asignatura, que es la justificación de la presencia de la asignatura dentro de la malla curricular y permite trabajar la investigación formativa de asignatura dando solución a problemas del medio y complementando la formación teórica del aula, con lo cual se evita la investigación de casa abierta que es realizar unos trabajos de parte de docentes y presentarlos como aporte de estudiantes en exposiciones de marketing de instituciones educativas muy común en nuestro país y que decir de la eliminación de investigación generativa como tesis y disertaciones para la obtención de títulos y grados académicos remplazándolos por seminarios de graduación y giras de observación.
No voy a topar por ahora a las famosas condecoraciones a la calidad universitaria de parte de instituciones fantasmas latinoamericanas a Universidades de mi Ecuador a las cuales Juan Manuel Manes denomina “ Condecoraciones de Perros” y consisten en pagar cantidades de dinero estatal para que en un viaje subsidiado por las Universidades les den Doctorados Phd y Maestrías Honoris causa a las Autoridades vanidosas e inescrupulosas junto con reconocimiento para sus respectivas Universidades sin ningún valor prestado. Es el momento del cambio dando un baño de decencia y moral en estas Universidades obligándoles a devolver los recursos invertidos a favor de sus novelerías revirtiendo en materiales para las escuelitas pobres.

Los maestros universitarios que se encuentran dentro de un sistema educativo de competencias deben hacerse un análisis interno de si en realidad tecnológicamente están acordes a la época y de las concepciones de los estudiantes actuales pertenecientes a las generaciones “M” de multimedios a la generación “ You tube” o a la Generación “ Mojiti” de los híper videos en caso contrario actualizarse con un postgrados en tecnologías para la educación como un requerimiento esencial y competencia principal para seguir siendo docente en la educación del siglo XXI, existe otro caso que se han preparado los docentes pero no pueden poner en practica sus conocimientos por cuanto las Autoridades enquistadas en las Universidades politizadas no saben de la utilidad de una aula virtual, y peor de desaparecer las computadoras de los famosos laboratorios y llevarlas a las aulas de estudio. Ya esta amaneciendo y yo sigo con estas pesadillas que quizás mañana ya sean solucionadas por el gobierno del cambio social y de la revolución ciudadana. Dios me escuche.


Ing. Telmo Viteri

martes, 23 de septiembre de 2008

viernes, 8 de febrero de 2008

miércoles, 16 de enero de 2008

sábado, 5 de enero de 2008

pedagogia visual


pedagogia del caos

PEDAGOGIA DEL CAOS

PROBLEMA

Debemos permitir que aparezcan en el ambiente escolar o local el mayor número de formas expresivas de todos los miembros de la comunidad educativa; que afloren por igual las concepciones y actitudes presentes en todos ellos a tal punto que podamos afirmar que el ambiente los refleja a todos y a cada uno sin que se establezca de antemano ningún tipo de hegemonía.

DESARROLLO

Es una teoría pedagógica cuyos principios plantean sistemas educativos muy abiertos, donde la diversidad presente tanto en los entornos como en los elementos y grupos, tiende a fluir y reflejarse en todas las dimensiones espacio temporales y de sentido, mediante procesos de mutua consistencia, que al alejarse de las condiciones normales de equilibrio, y por tanto del paradigma humano vigente, propician por autoregulación redes de interpenetración en el conocimiento y en la vida. Es una nueva concepción y práctica de la pedagogía porque parte de nuevas formas de asumir la realidad y el conocimiento bajo condiciones que solo se están reuniendo ahora, a finales del siglo XX; en este sentido rompe con los conceptos tradicionales de adquisición de conocimiento, enseñanza, aprendizaje, autoridad, disciplina, asignaturas, currículo, programas y evaluación. Por supuesto también cuestiona y deconstruye la organización escolar que le daba forma material a todas esas concepciones.
A partir del caos y del desordenamiento y a través de procesos de internomía, flujicidad y configuración, la Pedagogía del Caos propicia la formación de mini complejidades que en su holomovimiento generan rizos de realimentación que se autorregulan tornandose reordenantes creadores de nueva realidades. Aquí aparece una nueva concepción y práctica de la creatividad, pues son ahora las personas mismas quienes emprenden procesos autónomos de desarrollo humano.Este lenguaje puede sonar extraño, pero cuando aparece un nuevo sistema (de pensamiento y de vida, en este caso) las palabras que le daban fuerza al sistema anterior, empiezan a quedar obsoletas; desaparecen con la concepción y la práctica que les daban sustento y se hacen necesarios nuevos conceptos para entrar y trabajar en ese nuevo mundo de sentido. Si bien las categorias se van presentando a manera de proceso de acuerdo con la etapa en la que fueron apareciendo, o se fueron creando, tanto su lectura como su aplicacion pueden tomar otro orden o perspectiva.
Habiendo definido como simples, desde una mirada más compleja, tanto los grandes como los pequeños sistemas a través de los cuales funciona o se manifiesta una institución educativa, y ante la expectativa de complejificación de uno de ellos, preferimos trabajar con los sistemas pequeños, es decir, con grupos de jóvenes o con aspectos, propuestas, actividades o proyectos que no parecían tener mayor trascendencia. Suponíamos que estos pequeños sistemas al ser atravesados por fuertes flujos de información y al ser tocados por procesos de desordenamiento se convertirían poco a poco en pequeñas complejidades. A estos procesos los denominamos Mini complejidades (M.C),pues pensábamos que allí, en aquellos pequeños laboratorios se irían concentrando los rasgos del Caos y de la Complejidad, abriéndose a perspectivas creadoras.

CONCLUSIONES

La Pedagogía del Caos al hacer énfasis en nuestra forma de conocer, se convierte en una teoría y practica interdisciplinaria que toca múltiples campos del conocimiento.

BIBLIOGRAFÍA

Ø Gleick, James, Chaos - Making a New Science, Penguin Books Ltd, Harmondsworth, Middlesex, 1987.
Ø Lowrie, Peter, personal interview over the Internet, May 17, 1995.

viernes, 4 de enero de 2008

NTICS EN EL AULA

NTICS Y EVALUACION

APRENDIZAJE VISUAL


Tecnologías en el aula


Ing. Telmo Viteri


Enviamos el trabajo realizado en clases por los Ing. Ellen Vaca y Edwin Calero


Nuevas tecnologias en el aula



Tecnologias en el aula





Las nuevas tecnologias en el aula, ayudan a mejorar la adquisicion del conocimiento.

  • Al docente dota de herramientas visuales que le permiten plasmar sus ideas.
  • Al estudiante le ayuda a reforzar su conocimiento

Realizado por: Ing. Juan Rodriguez Pazmiño

Estudiante de Maestria en Tecnologias de Informacion.

Tecnologias en el Aula



Por: Lcda. Lidi Choez E.

Aprendizaje Visual


ENSAYO DE PEDAGOGIA DEL CAOS

Sobre la pedagogía del caos se entiende que es una nueva concepción y práctica de la creatividad, pues son ahora las personas mismas quienes emprenden procesos autónomos de desarrollo humano.
Suponíamos que estos pequeños sistemas al ser atravesados por fuertes flujos de información y al ser tocados por procesos de desordenamiento se convertirían poco a poco en pequeñas complejidades.
Una buena forma para lograr que el sistema no constriña los elementos que lo forman es permitir que se filtre toda la información posible (en todas las formas o no- formas que ella adopte) por el mayor número de elementos y resquicios de la Mini Complejidad , aunque de esa forma se ponga en riesgo su permanencia.
Los flujos penetran tanto al sistema que los propios elementos de la Mini Complejidad (en este caso los chicos) se vuelven flujos que circulan libres en su interior pero también entran y salen del proceso; se mantiene un horizonte de libertad, tanto para los elementos como para la Mini complejidad. O sea que su razón de ser durante un tiempo es su sin razón.
Fuimos comprendiendo poco a poco que cada elemento y cada mini complejidad eran parte de una misma dimensión y que podíamos atender al todo y atender al elemento al tiempo en una especie de complementariedad.
4.DINAMIZACIÓN
Al hablar de mini complejidades no estamos hablando de cualquier tipo de grupo o proceso que surge o se desarrolla espontáneamente. El es alguien más que hace parte de la Mini Complejidad y está tan expuesto a los avatares del proceso como otro cualquiera de los elementos.
Parece que un buen objeto de observación son aquellos elementos o factores que le ofrezcan a la Mini Complejidad y a cada joven alguna razón, algún sentido, alguna motivación para permanecer o continuar en el proceso al menos por un tiempo determinado.
A estos elementos los hemos denominado GENERADORES.
Los generadores pueden ser momentos, elementos, espacios, sucesos, instrumentos, personas . Pueden ser también nodos de paso, ordenadores iniciales . Si un generador no se aprovecha de inmediato, en el momento en que podría aparecer como una luz de significado para la Mini complejidad, pasa y deja de ser generador. Luego, los modelos o representaciones, que son más simbólicos o inmateriales, también deben ser homogéneos porque participamos de un mundo perceptual común. Configurar no es la simple forma de abordar una realidad para comprenderla, es la forma creativa de abordar una situación, un elemento, un grupo, una mini complejidad tornándola susceptible de transformación.
Es la mirada compleja que es abarcante y abarcada en la mini complejidad y que por tanto transforma y redinamiza tanto a la mini complejidad como a sus elementos.
Podríamos comenzar a hablar de seres que empiezan a vivir en mundos que ellos mismos construyen, en realidades perceptuales diferentes; de seres humanos que requieren de otros sistemas de comunicación, de expresión.

Saludos

Ellen Vaca

jueves, 3 de enero de 2008

Aprendizaje Visual y Ensayo de Pedagogia del Caos


PEDAGOGIA DEL CAOS

Es una nueva concepción de la pedagogía ya parte de nuevos conceptos para asumir la realidad y el conocimiento bajo condiciones que solo se están reuniendo ahora; en este sentido rompe con los sistemas educativos tradicionales basados en la adquisición de conocimiento, enseñanza, aprendizaje, autoridad, disciplina, asignaturas, currículo, programas y evaluación, etc.
Al ser un nuevo orden por ende también se cuestiona la organización, la practica como se ha venido llevando a cabo la adquisición del conocimiento.
A partir del caos y del desordenamiento se plantean nuevas hipotesis, nuevas estructuras, y su movimiento generan retroalimentación empujando a una inevitable nueva realidad. Es decir las mismas personas son creadoras y emprendedoras del conocimiento que conllevan a la creación de procesos autónomos en el desarrollo humano.
Esta nueva concepción puede ser extraño, pero cuando aparece un nuevo sistema (de pensamiento y de vida, en este caso) todo lo anterior queda obsoleto, o solo sirve para retroalimentar experiencias buenas o malas. En si aquí nace una nueva tendencia, otro punto de vista desde donde puede partir la adquisición del conocimiento abriendo nuevas fronteras, y también nuevas perspectivas empujándonos al crecimiento del desarrollo humano.


Bibliografía

Jorge Brower Beltramin. Pedagogía del Caos y Experiencia Educativa de la Comunicación.

Realizado por: Lidi Choez EspinosaEstudiante Maestría Tecnología de Información y Multimedia Educativa

Aprendizaje Visual y Pedagogia del Caos




ENSAYO : PEDAGOGIA DEL CAOS

Realizado por: Juan Rodriguez Pazmiño.Estudiante Maestría Tecnología de Información y Multimedia Educativa
Módulo de Pedagogía Profesional II

Es una teoría pedagógica cuyos principios plantean sistemas educativos muy abiertos, donde la diversidad presente tanto en los entornos como en los elementos y grupos, tiende a fluir y reflejarse en todas las dimensiones espacio temporales y de sentido, mediante procesos de mutua consistencia, que al alejarse de las condiciones normales de equilibrio, y por tanto del paradigma humano vigente, propician por autorregulación redes de interpenetración en el conocimiento y en la vida.
Es una nueva concepción y práctica de la pedagogía porque parte de nuevas formas de asumir la realidad y el conocimiento bajo condiciones que solo se están reuniendo ahora, a finales del siglo XX; en este sentido rompe con los conceptos tradicionales de adquisición de conocimiento, enseñanza, aprendizaje, autoridad, disciplina, asignaturas, currículo, programas y evaluación. Por supuesto también cuestiona la organización escolar que le daba forma material a todas esas concepciones.
A partir del caos y del desordenamiento y a través de procesos, la Pedagogía del Caos propicia la formación de mini complejidades que en su holomovimiento generan rizos de realimentación que se autorregulan tornándose reordenantes creadores de nueva realidades. Aquí aparece una nueva concepción y práctica de la creatividad, pues son ahora las personas mismas quienes emprenden procesos autónomos de desarrollo humano.
Este lenguaje puede sonar extraño, pero cuando aparece un nuevo sistema (de pensamiento y de vida, en este caso) las palabras que le daban fuerza al sistema anterior, empiezan a quedar obsoletas; desaparecen con la concepción y la práctica que les daban sustento y se hacen necesarios nuevos conceptos para entrar y trabajar en ese nuevo mundo de sentido.

Bibliografía

Cfr. PRIGOGINE, I., El fin de las certidumbre, Santiago de Chile, Andrés Bello, 1996
http://www.ucla.edu.ve/dac/vjornadas/Area1.htm

miércoles, 2 de enero de 2008

MODELO DE PROFESOR REFLEXIVO

Luis E. Gualsaquí M.
Maestría en Tecnología de Información y Multimedia Educativa
Universidad Técnica de Ambato
E-Mail: legm@msn.com


EXPOSICIÓN DEL PROBLEMA

A lo largo de la historia, mejorar la educación ha sido un sinónimo de cambio del Sistema Educativo y, a su vez, ha estado asociado a múltiples propuestas de formación del profesorado, que en gran parte no se han realizado. Sin embargo el éxito de cualquier reforma educativa estará directamente vinculada a lo que se pueda realizar en programas de formación, pero teniendo muy en cuenta: al profesorado, al contexto donde se realiza, a los recursos con los que se cuenta y, a los medios, orientaciones y actuaciones que se implementen para su desarrollo.

En la investigación educativa ésta ya reconocido que la formación, el desarrollo profesional y el cambio educativo de los profesores no son cuestiones independientes, si no situaciones totalmente confluyentes y concluyentes; en esta línea, Delval (2002) establece la necesidad de trabajar en modelos de cambio del profesorado para cambiar la escuela ya que de otra manera el esfuerzo será estéril, por lo que es necesario que el cambio sea gradual y paulatino, como un proceso de desarrollo personal y social, partiendo de lo que hacen y piensan en relación con lo que quieren hacer, de tal forma que sea un proceso de “desarrollo y crecimiento” en la adquisición de conocimientos profesionales, por medio del cual “el profesor aprende a enseñar algo a alguien en algún lugar” (Marcelo; 1994).

Hasta hace muy poco tiempo, los modelos tradicionales utilizados para la formación del docente respondían a los requerimientos de sociedades relativamente estables y con procesos de cambio lentos, previsibles y controlables. A mediados del presente siglo se operan transformaciones sustanciales en el carácter de las sociedades modernas. Las sociedades preindustriales e industriales se transforman progresivamente en sociedades tecnológicas (postindustriales e informatizadas) que, como señala Medina (1989), requieren de sus miembros niveles cada vez mas elevados de especialización y en contraste, demanda una preparación global para responder a la transformación de la actividad laboral, científica y tecnológica.

En Latinoamérica la transformación de la educación y la búsqueda de alternativas innovadoras constituye una tarea prioritaria que determina el desarrollo de procesos de formación, reciclaje y perfeccionamiento permanente de los docentes y esto supone profundizar el análisis y la puesta en practica de modelos de formación que otorguen a dicha función un rol profesional, activo y transformador, comprometido con los problemas y necesidades de los individuos y de las comunidades en las cuales actúan.

DESARROLLO

Aprender a enseñar no es un acontecimiento ocasional ni de duración limitada, sino un proceso que dura toda la vida, comienza cuando quien sueña con hacer de la docencia su vocación, recibe su primera clase en una institución de formación docente y culmina cuando la vida lo coloca por última vez frente a sus alumnos.

Los modelos de formación del profesorado se han configurado históricamente en base a dos concepciones. La primera se caracteriza en lo esencial por definir un conjunto de rasgos deseables en el profesional. La segunda trasciende el ámbito de lo personal y visualiza al profesor en el contexto de la realidad compleja en la que se desempeña.

El modelo técnico “engloba los modelos de formación de profesores que giran en torno al concepto de eficacia y/o competencia bajo la denominación de “paradigma técnico”. El propósito es formar profesionales capaces de responder a las exigencias que plantee cualquier situación educativa.” (Gimeno Sacristán; 1983). La base teórica de este enfoque es pragmática y conductual, se origina y desarrolla principalmente en los Estados Unidos y ha ejercido una influencia considerable tanto en los países iberoamericanos como en Europa durante las ultimas tres décadas. Este modelo gira en torno a la categoría eficacia del profesor. Describe las actitudes y destrezas que debe tener el profesor competente. Se supone que una vez asumidas éstas, es posible elaborar programas de formación dirigidos a alcanzarlas.

El paradigma técnico en la formación del profesorado ha evolucionado desde los planteamientos referidos a un perfil ideal, pasando por el modelo proceso-producto, que intenta vincular el comportamiento del profesor con el rendimiento del alumno, hasta el modelo de competencia docente que pretende convertirlos en técnicos eficaces de la enseñanza. “La artificiosidad en que caían estos enfoques, aunque se hayan mostrado muy útiles, el concepto que tienen del profesor, las criticas al modelo de objetivos en el currículo, la sustitución del paradigma conductista que anida en estos métodos y una revisión de la metodología científica que les ha servido de apoyo han llevado a la aparición de nuevos enfoques en los estudios sobre el profesor y en los métodos de su formación” (Gimeno y Pérez; 1985).

El modelo crítico-reflexivo forma parte de un movimiento de renovación curricular y de la enseñanza más amplio que asume la idea del “profesor como investigador” como eje fundamental de dicho movimiento. Una de las manifestaciones más significativas de esta corriente innovadora tuvo lugar en Inglaterra a principios de la década de los sesenta. El modelo se apoya en un conjunto interrelacionado de ideas, valores y conceptos acerca de la naturaleza de la educación, el conocimiento, aprendizaje, currículo y enseñanza. Estas ideas se articulan y clarifican en el proceso. Apoyándose en la psicología constructivista el modelo crítico reflexivo considera que los sistemas de pensamiento se aprehenden según construcciones particulares que conducen a la diversidad y a la divergencia, dado el carácter singular que tiene la construcción de conocimiento en cada individuo y grupo.

Dentro del modelo crítico reflexivo la función docente constituye una compleja práctica profesional que demanda un proceso permanente de investigación. “Diagnosticar los diferentes estados y movimientos de la compleja vida del aula, desde la perspectiva de quienes intervienen en ella, elaborar, experimentar, evaluar y redefinir los modos de intervención en virtud de los principios educativos que justifican y validan la práctica y de la propia evolución individual y colectiva de los alumnos, es claramente un proceso de investigación en el medio natural” (Pérez Gómez, 1990).

La formación del educador reflexivo surge de su propia necesidad de repasar y volver a pensar su práctica pedagógica, cuestionarse sobre las dimensiones de su propio conocimiento y disponerse para aprender, día tras día, que la realidad en el aula es única y por esta razón pide “miradas” específicas sobre su totalidad, porque es de esta manera que el hombre se construye, tornándose sujeto, mientras se va integrando en su contexto, va reflexionando acerca de él y con él se va comprometiendo, tomando conciencia de su historicidad.

“La formación del educador reflexivo es muy importante, no sólo para recuperar su propia identidad como educador, sino también para enriquecer la práctica pedagógica a través de «la reflexión sobre su propia experiencia», no reflejando la experiencia de otro, pero sí, la de su mundo vivido” (Zeichner; 1993). Igualmente, “la formación reflexiva de los educadores tiene que estar allí con el entender político que éstos se permiten, y la comprensión de ésta lleva al esclarecimiento de las dimensiones oscuras que resultan del acercamiento del hombre al mundo, posibilitándoles una lectura siempre crítica de su realidad dinamizada por la transformación de su práctica pedagógica en otra reelaborada, repensada” (Freire; 1980).

CONCLUSIÓN

La situación del mundo actual en que se desenvuelve la tarea de educar, conduce a la necesaria toma de conciencia por parte del profesorado, la institución y sus directivos, de desarrollar las competencias profesionales de los docentes como una de las vías para alcanzar la eficiencia y la calidad de la educación que exigen los nuevos tiempos.

La responsabilidad insoslayable que tenemos quienes formamos docentes y quienes se forman para la docencia es crear espacios que propicien la reflexión en medio de una enseñanza reflexiva, por lo que, maestros, profesores y estudiantes están llamados a ser reflexivos, ya que la reflexión desde la práctica es realmente una forma de ser.

Por lo tanto, la formación del profesor reflexivo ocurre en el espacio de la búsqueda, en el espacio de la educación compartida, en el espacio de la solidaridad, donde su práctica sigue esta tónica orientadora coherente con su compromiso, con su profesión y con la educación. Consecuentemente, abre espacios para la discusión de la reflexión-en-la-acción como la práctica indispensable del día a día, enumera puntos que pueden constituir obstáculos para la práctica reflexiva y construye otros que proporcionarán las huellas para llevar a cabo un trabajo pedagógico eficiente y eficaz.

BIBLIOGRAFIA

Universidad de los Andes, “La formación para la práctica reflexiva en las prácticas profesionales docentes”, 2006.

Universidad Central de Venezuela, “El Modelo Crítico-reflexivo y el modelo técnico: su fundamentos y efectos en la formación del docente de educación superior”, 2000.

Universidad de Navarra, “la práctica reflexiva en la labor docente”.

Paulo Gómez Lima, “El educador reflexivo: notas para la orientación de sus prácticas docentes”, 2002.

PEDAGOGÍA DEL CAOS

Luis E. Gualsaquí M.
Maestría en Tecnología de Información y Multimedia Educativa
Universidad Técnica de Ambato
E-Mail: legm@msn.com
Resumen
En este ejercicio de ensayo se presenta un concepto sucinto acerca de la
Pedagogía del Caos, su aporte teórico y práctico, y posibilidades de aplicación
pedagogía, con el propósito de evidenciar eventos para realizar cambios
positivos en los procesos educativos a través de las Estructuras Disipativas.
INTRODUCCIÓN
Para los entornos educativos, la Pedagogía del Caos plantea sistemas
didácticos abiertos, donde los entornos y grupos fluyen y se reflejan mediante
procesos de mutua consistencia, rompiendo conceptos tradicionales y
asumiendo nuevas realidades para la adquisición de conocimientos.
Las nuevas corrientes psico-pedagógicas, científico-epistemológicas y de
tecnologías de la información y comunicación, abren nuevas posibilidades a la
pedagogía a través de las Estructuras Disipativas, a fin de cambiar lo que hay
que cambiar, considerando que en los procesos educativos se puede producir
situaciones que amenazan con ser caóticas. Pero que contienen entre sus
propios elementos las condiciones de posibilidad para un cambio positivo.
LA PEDAGOGÍA DEL CAOS
Es una nueva teoría y práctica de la educación cuya denominación se debe a
factores asociados con ambientes y fenómenos caóticos, JV Rubio (1998) en
su artículo publicado en Internet considera a la Pedagogía del Caos como:
Una nueva teoría pedagógica cuyos principios plantean sistemas educativos muy
abiertos, donde la diversidad presente tanto en los entornos como en los
elementos y grupos, tienden a fluir y reflejarse en todas las dimensiones
espacios temporales y de sentido, mediante procesos de mutua consistencia,
que al alejarse de las condiciones normales de equilibrio, y por lo tanto del
paradigma humano vigente propician por auto regulación redes de
interpenetración en el conocimiento y en la vida.
Una nueva concepción y práctica de la pedagogía porque parte de nuevas
formas de asumir la realidad y el conocimiento bajo condiciones que sólo se
están reuniendo ahora, a finales del siglo XX; en este sentido rompe con los
conceptos tradicionales de adquisición de conocimiento, enseñanza,
aprendizaje, autoridad, disciplina, asignatura, currículo, programas y evaluación.
Por supuesto también cuestiona y deconstruye la organización escolar que le
daba forma a todas esas concepciones.
Si consideramos que el primer principio de la termodinámica postula que la
energía total del universo se mantiene constante, no se crea ni se destruye, se
transforma. Pero el segundo principio estipula que si bien la energía se
mantiene constante, está afectada de entropía. Es decir, tiende a la
degradación, a la incomunicación, al desorden.
Entonces en la actualidad, en la era del siglo XXI, donde: nuevas corrientes
psico-pedagógicas; nuevas posturas científico-epistemológicas; y, nuevas
tecnologías de la información y comunicación de datos. Que están
revolucionando nuestras maneras de pensar, de hacer, de ver al mundo bajo
otro paradigma, reflexiono, que la enunciación del principio de entropía que
conmocionó a una ciencia que tenía como uno de sus principales bastiones la
capacidad de predecir de manera determinista, la tendencia al caos concebida
como autoaniquilación del universo, esta cambiando. Porque el caos no implica
necesariamente la destrucción definitiva del sistema afectado. Del caos puede
también surgir el orden. Mejor dicho, un nuevo orden.
Ilia Prigogine, Premio Nobel de Química 1977, “considera que se pueden
esperar nuevos equilibrios surgidos de situaciones críticas, caóticas o que
tienden a la incomunicación”. Prigogine llega a esta conclusión a partir de sus
estudios sobre estructuras disipativas, que son sistemas altamente
desordenados en los cuales la conducta imprevisible de un elemento del
conjunto puede conducir a una reestructuración armónica. Estos sistemas de
reintegración de fuerzas han sido estudiados, entre otras disciplinas, en la
física, la química, la informática, la biología y las ciencias sociales.
Hoy en día, en plena época tecnológica y digital, las estructuras disipativas
abren posibilidades nuevas a la pedagogía. Pues, cambiando lo que hay que
cambiar, también en los procesos educativos se puede producir situaciones
que amenazan con ser caóticas. Pero que contienen entre sus propios
elementos las condiciones de posibilidad para un cambio positivo. Obviamente,
que una propuesta de este tipo implica un cambio de perspectiva respecto de la
manera tradicional de pensar la educación.
CONCLUSIONES
Las actuales prácticas sociales, científicas y morales le exigen a la pedagogía
teorías acordes con la época que nos tocó vivir. La consideración del
conocimiento y de las subjetividades como construcciones históricas no puede
dejar de lado la incidencia del azar y de la libertad. Tampoco la posibilidad de
las crisis o del caos, Pero ello no impide estudiarlos ni conocerlos. Exige, más
bien, tratar de comprenderlos no ya como objetos de estudio, sino como
sujetos de diálogo, para construir una pedagogía de lo previsible, pero también
del devenir - en última instancia - una pedagogía del presente que no reniega
del pasado pero que apuesta al futuro.
BIBLIOGRAFÍA
RUBIO J.V., Pedagogía del Caos.
ESTER DIAS, Pedagogía del Caos.
TAPIA JESÚS, El nuevo Paradigma Educativo, UNELLEZ-Guanare.

NTICS EN EL AULA