viernes, 21 de diciembre de 2007

APRENDIZAJE VISUAL Y PEDAGOGIA DEL CAOS

POR: Lorena Centeno T.





APRENDIZAJE VISUAL Y PEDAGOGIA DEL CAOS



























LA PEDAGOGÍA DEL CAOS

La pedagogía del caos plantea sistemas educativos muy abiertos, parte de nuevas formas de asumir la realidad y el conocimiento bajo condiciones, rompiendo de esta manera todo concepto tradicional. La pedagogía del Caos propicia la formación de mini complejidades. Aquí aparece una nueva concepción y práctica de la creatividad, pues son ahora las personas mismas quienes emprenden procesos autónomos de desarrollo humano.
DESARROLLO
La nueva educación que se plantea a base de incertidumbres es lo que hoy conocemos como "pedagogía del caos", está plantea mini complejidades las cuales permiten trabajar con sistemas pequeños, condicionándolos de una manera genética y sociocultural que nos exige ser homogéneos para poder movernos como humanos en las reglas de este mundo y sobre todo en el tejido social que ha construido la humanidad. Este proceso también esta enfocado en una flexibilidad, donde el hombre es quien determina lo que puede ser significativo para él, a esto lo llamamos flujicidad. A partir de esta se da la dinamización que esta enfocada en obtener múltiples formar de iniciar un proceso, dándonos de esta manera una libertad para cada proceso, es decir, asumir otra posición, otro punto de mira. Pero toda adquisición de conocimiento posee generadores los cuales podrían ser espacios, sucesos, instrumentos, personas en los cuales hay al menos en un instante, una fuerte concentración de energía; o a partir de los cuales se inicia algún tipo de variación o de dinamización. A todo esto debemos indagar en todos los diversos campos del conocimiento dándonos de esta manera la forma en la cual éstos acceden al conocimiento y las formas en que lo producen, entonces todo hombre ve, siente y piensa. Dentro del proceso se da un desordenamiento esto con el afán de obtener nuevas cosas, se trata de descomponer, atomizar, anarquizar o desorganizar cualquier cosa, circunstancia o proceso, con la idea que este desordenamiento sea de cualquier tipo de orden o disposición así éste sea desorganizado, caótico o complejo. Otro punto es detectar las diversidades, las potencialidades, para abrir por allí salidas hacia nuevos estados de cosas para cambios permanentes a esto lo llamaremos configuración que es producto del desordenamiento, pues éste le brinda a aquella la capacidad para ver y producir nuevas disposiciones. Es importante estar al corriente de todas las características de la época pues esto permitirá regularnos, estar a la vanguardia, saber que hacer, pues el conocer hace que podamos reordenar implicando de esta manera una nueva forma de creatividad y desarrollo sobre los mundos humanos alejados del equilibrio y de las órdenes convencionales, con todo lo que esto puede implicar. Podríamos comenzar a hablar de seres que empiezan a vivir en mundos que ellos mismos construyen, en realidades preceptúales diferentes; de seres humanos que requieren de otros sistemas de comunicación, de expresión porque empiezan a manejar otros sistemas de sensación, otros mundos de sentido.
La Educación en el contexto del Paradigma de la complejidad va hacia la formulación de preguntas, cuestionar respuestas, religar saberes, repensar verdades tenidas como ciertas, hacia el atreverse a transformar, transfigurar, transfundir, transmitir esa esencia de lo transitorio que es todo conocimiento.
En otras épocas se sostenía que la pedagogía debía conducir a la perfección del ser humano. En plena época tecnológica y digital, esos valores evidentemente están siendo descartados. Hoy el ideal del “hombre ilustrado” le está dejando su lugar al ideal de la capacidad de aprender. Antes el conocimiento se acumulaba, ahora se descarta. Mejor dicho, se aprenden cosas que en poco tiempo dejan de tener vigencia.
CONCLUSION

En el marco del paradigma emergente de la complejidad, la educación cobra un nuevo significado. Emerge la necesidad de postular nuevas visiones acerca del fenómeno educativa que transciende la concepción disciplinar. Ir a la búsqueda de una práctica educativa más sensible, exhaustiva, cuyo eje sea enseñar a investigar, integradora de las ciencias, fomentando así un conocimiento autónomo, formadora de ciudadanos provistos de los instrumentos que les permitan interaccionar con el entorno de una manera creativa como constructores de saberes. Reflexionar sobre la educación como camino y como arte, repensar la educación desde y para la complejidad, se transforma en tareas urgentes para los actuales educadores.

BIBLIOGRAFIA

Díaz, E. (2006), Pedagogía del caos. [documento7en7línea]. Disponible: http://www.estherdiaz.com.ar/textos/pedagogia.htmlGutiérrez, G. Claves de un nuevo paradigma para la educación. [documento7en7línea]. Disponible: http://www.udp.cl/humanasyeducacion/psiclologia/doc/gonzalog/claves.doc