jueves, 20 de diciembre de 2007

¿POSIBILIDAD DE UNA PEDAGOGIA CAOTICA?



por: ELBA BODERO POVEDA


¿POSIBILIDAD DE UNA PEDAGOGIA CAOTICA?
En los actuales momentos cientificistas y filosóficos en los que el desarrollo del pensamiento y la tecnología establecida se fundamenta básicamente en definiciones y experimentación que han dado el sustento necesario para el desarrollo cognoscitivo en el que la ciencia tiene lugar y por tanto se han podido concretar así las diversas teorías explicativas de la realidad de un modo tal que los planteamientos en mención han fomentado la seguridad requerida para que el análisis científico y tecnológico se efectivice, surge la interrogante de la validez de tales conceptos como consecuencia de los resultados del análisis de nuevas teorías, probablemente como derivación de tener en cuenta factores que redundan en entornos caóticos determinados por tanto bajo el paradigma de estudios modernos concebidos de manera fundamental a través de tecnologías cibernéticas que básicamente refutan las teorías clásicas, y hacen tambalear el soporte científico en el que la ciencia y la filosofía tradicional existen.

En este contexto de forma efectiva, la solidez de los principios y pensamientos científicos no parecen prevalecer efectivamente, por tanto, se contraponen las ideas de la ciencia clásica con los nuevos postulados, solamente por mencionar se establecerán algunos ejemplos que ratifiquen lo enunciado, así: a finales del XIX se resuelven las primeras definiciones matemáticas sobre el dinamismo y un decenio más tarde, en 1908, los trabajos de Poincaré sobre las órbitas planetarias refutaban el modelo newtoniano de gravitación universal introduciendo definitivamente una seria duda sobre la reversibilidad de los procesos, lo que unido a las teorizaciones de la Termodinámica, abrirían la mirada de la ciencia hacia la mayor parte de los fenómenos naturales y al estudio de las molestas irregularidades, perturbaciones y errores experimentales de los que los positivistas huían y trataban de soslayar.

Los conceptos de la ciencia tradicional no toman en cuenta ciertas circunstancias bajo las cuales los postulados generados no son realmente válidos. Por otra parte, la llamada “Teoría del Caos” tiene su ciemito en cuanto tiene que ver con fenómenos físicos y filosóficos en los que el comportamiento de los mismos es dual tomando en cuenta requerimientos simultáneos de estabilidad e inestabilidad; la estabilidad será necesaria en este paradigma para definir el comportamiento del sistema estudiado en tanto que la conducta inestable se relaciona básicamente con los cambios relativamente aleatorios que tal sistema experimenta de manera flexible. Con tales antecedentes entonces resulta imprescindible poder analizar los diversos procesos y sistemas tecnológicos bajo la perspectiva de la teoría del caos y de esta manera ajustar los conceptos científicos clásicos a las teorías modernas, logrando una conjunción inevitable de los mismos, pues este factor debe determinar las armonía de enunciados científicos y no la cotidiana disyuntiva que no permitía extrapolar un aspecto clásico en uno moderno.

Como es de esperarse las definiciones científicas clásicas que han dado el sustento de la ciencia han determinado parámetros de seguridad en cuanto a qué expectativas delinear en relación al comportamiento probable de los sistemas físicos y filosóficos, por lo que la ciencia, la tecnología y particularmente la Pedagogía deben enfrentarse actualmente a vencer la inercia que provoca el desafío de estudios innovadores resultantes de nuevas investigaciones cibernéticas y teorías del caos en sí.

Como en toda actividad humana incluyendo por tanto la Ciencia misma, siempre existirá el temor a afrontar hechos desconocidos, sin embargo nos encontramos en la obligación de poder hacer frente a tales desafíos, pues en último término la evolución científica es el resultado de la exploración del ser humano.


BIBLIOGRAFIA:


CAZAU,P (1997): La Teoría del caos. En http://galeon.com/pcazau/artifiscaos.htm.

CORRETJER, J.A. (2000): ¨En la vida todo es ir¨, en el CD Tarres/Serrat ¨Canciones¨, BMG Music Spain, Madrid.

GROS, B. (1996)¨Pensar sobre la educación desde una concepción sistémico-cibernética, en Teoría de la Educación. Revista Interuniversitaria, 8, 127-138.
JACOVKIS, P.M. (200?): ¨Computación, azar y determinismo¨, en Ciencia Hoy, vol 5, nº 28.

JUEGA, P. (2003) ¨Teoría del Caos. ¿Es predecible el tiempo?, en RAM., Revista del Aficionado a la Meteorología. Nº 7, Enero.
www.meteored.com/ram

MANDELBROT, B. (1983). The Fractal Geometry of Nature. New York, Freeman.

MARTINEZ MEKLER, G. 1998) ¨Al borde del milenio: caos, crisis y complejidad¨, en DE LA PEÑA, L. (comp.) Ciencias de la materia. Génesis y evolución de sus conceptos fundamentales. México, Siglo XXI.

¿Posibilidad de una pedagogía caótica? Felipe Vega Mancera. Addenda a la I Ponencia: Narratividad y educación.