viernes, 21 de diciembre de 2007

Posibilidad de una pedagogía caótica
Realizado por: Sixto Reinoso V.
Estudiante Maestría Tecnología de Información y Multimedia Educativa
Módulo de Pedagogía Profesional

El desarrollo científico-tecnológico en todos los campos de las actividades del ser humano, han influenciado de forma directa, por lo cual, las modificaciones y los cambios de las percepciones teóricas filosóficas de los siglos pasados en el campo educativo tienen sus transformaciones negativas o positivas que debemos adaptarlas a nivel de tiempo y de espacio. Sin embargo, existe la dificultad de un desarrollo conjunto entre las tendencias filosóficas clásicas con el nuevo orden científico-tecnológico.1. Las influencias científicas y filosóficas del siglo pasado y las posibilidades de desarrollo inmediato, permiten hacer un análisis entre el desarrollo incompleto y ocaso de la pedagogía cibernética (nueva pedagogía caótica), consideradándola como una oportunidad para la reorientación o con la ruptura con la anterior. Buena parte de las Ciencias Físico-Naturales convienen en presentar un panorama complejo, con un horizonte inestable, anuncian que el desarrollo de las ciencias revertirá en la ruptura de las clasificaciones basadas en conceptos analíticos. Morín expresa: “ o desarrollan juntas o mueren juntas”. Sin embargo, tomando como punto de partida las leyes físicas y uno de ellos, el primer principio de la termodinámica postula que la energía total del universo se mantiene constante, no se crea ni se destruye, se transforma. Pero el segundo principio estipula que si bien la energía se mantiene constante, está tiende a la degradación, a la incomunicación, al desorden. Este principio se conoce como entropía. La enunciación del principio de entropía conmocionó a una ciencia que tenía como uno de sus principales bastiones la capacidad de predecir de manera determinista. Y, tan pronto como se conoció la tendencia al caos, se pensó en la auto aniquilación del universo. No obstante, existen posturas científico-epistemológicas optimistas, porque el caos no implica necesariamente la destrucción definitiva del sistema afectado. Del caos puede también surgir el orden. Mejor dicho, un nuevo orden (referencia del artículo de Esther Díaz, http://www.estherdiaz.com.ar/textos/pedagogia.htm)2. Respecto a los conceptos básicos plantea innovaciones relativas a la complejidad, el dinamismo y los procesos no-predecibles. Los sistemas complejos están formados por un conjunto grande de subsistemas o componentes individuales, que actúan e interactúan entre si, modificando sus estados internos dando como resultado el comportamiento global del sistema. Todos estos subsistemas están influenciados por variables dinámicas externas e internas que determinan el comportamiento del sistema. Este comportamiento dinámico hace que no sea predecible con precisión las variaciones de sus resultados o condiciones finales, dando como consecuencia una conducta caótica. Sin embargo, una conducta caótica puede ser la también agregación de muchas conductas ordenadas, es decir, predecible en condiciones normales, lo que conlleva a decir que el caos es impredecible pero determinable. Con estos planteamientos los sistemas complejos aplicados a las ciencias sociales entienden a los sistemas sometidos a cambios repentinos. Por tanto, en el contexto de la “pedagogía del caos” la complejidad propia de las múltiples variables que interactúan en el comportamiento del ser humano, debe constituirse en un referente teórico, metodológico que permita construir una nueva propuesta pedagógica de comunicación integral para el desarrollo del hombre.3. Las actuales prácticas sociales, científicas y morales exigen a la pedagogía teorías acordes con la época que nos tocó vivir (“.. ponerlo a nivel de su tiempo para que flote sobre él y no dejarlo debajo de su tiempo, José Marti). La consideración del conocimiento y de las subjetividades como construcciones históricas no puede dejar de lado la incidencia del azar y de la libertad. Tampoco la posibilidad de las crisis o del caos. Hemos arribado al fin de las certidumbres. La naturaleza y el ser humano distan mucho de ser previsibles. Pero ello no impide estudiarlos ni conocerlos. Exige, más bien, tratar de comprenderlos no ya como objetos de estudio, sino como sujetos de diálogo. En otras épocas se consideraba que la Pedagogía debía decididamente contribuir a la formación y transformación del hombre individual y socialmente en un proceso encaminado al desarrollo de su pensamiento. En la época actual tecnológica, digital e informática, estos valores están siendo descartados, dando paso en su lugar al ideal de la capacidad de aprender. Durante siglos el hombre acumulaba conocimiento, que se utilizaba para su desarrollo. Las circunstancias actuales determinan que ahora el conocimiento se descarte. O sea, las cosas se aprenden más rápidamente, en poco tiempo, pero en ese mismo lapso de tiempo dejan de tener vigencia. En claro ejemplo tenemos en los programas informáticos, que cumplen con la regla, lo que hoy es actual, mañana ya es obsoleto. Sin profundizar en el tema, lo mismo ocurre con un sin numero de artículos y dispositivos que utilizamos a diario. Esto ha conducido a una depredación infame de los recursos naturales para satisfacer las ambiciones y vanidades del hombre, poniendo en peligro su propia existencia. ConclusionesEl desarrollo tecnológico que el mundo ha experimentado ha afectado directamente no sólo en el convivir del hombre, sino también en la forma de pensar, actuar y decidir las cosas. Las transformaciones de todo tipo que se han experimentado, están afectando directamente al entorno natural y a todos los seres que lo rodean. Es necesario tener una pedagogía de acuerdo a la época y al tiempo, para que contribuya al desarrollo armónico de la sociedad, en una concepción de las teorías tradicionales y en aplicación práctica de la pedagogía cibernética. Es la hora de pensar, discutir y construir una pedagogía del presente, de lo previsible que no reniegue del pasado pero que desafié al futuro.Bibliografíahttp://www.ucla.edu.ve/dac/vjornadas/Ponencias/05/0501.pdfhttp://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=2365846www.hcdsc.gov.ar/biblioteca/ISES/educacion/pedagogia/A%2010%20Pedagogia%20del%20caos.pdfhttp://www.hcdsc.gov.ar/biblioteca/ISES/educacion/pedagogia/A%2010%20Pedagogia%20del%20caos.pdfhttp://www.estherdiaz.com.ar/textos/pedagogia.htmMARTINEZ MEKLER, G. 1998) “Al borde del milenio: caos, crisis y complejidad¨, en DE LA PEÑA, L. Ciencias de la materia. Génesis y evolución de sus conceptos fundamentales. México, Siglo XXI.