jueves, 6 de septiembre de 2007

1 comentario:

jorge garces dijo...

UNIVERSIDAD TECNICA DE AMBATO

MAESTRIA EN TECNOLOGIA DE LA INFORMACION Y MULTIMEDIA



MAESTRANTE : JORGE GARCES

NUEVO PARADIGMA DE LA EDUCACION

Hoy en la actualidad estamos concientes que el desarrollo tecnológico se ha difundido como una propaganda de primera mano, por cuanto, una cosa es saber que existe la tecnología y otra es saberla manejar y utilizar .En el campo educativo es limitado la utilización de estos adelantos, por dos razones que considero: 1-Falta de recursos económicos y ,2-Carencia de conocimiento de las Ntics por parte de ciertos profesores.

DESARROLLO

Ahora bien, revisando cierto documento coincido, por ejemplo con algunos autores que revisan el desarrollo histórico evolutivo de la humanidad el que ha paso por diferentes etapas ejemplo,
AUGUSTO COMTE habla de tres estadios:
PRIMER ESTADIO-Cuando el Hombre da explicaciones míticas a los fenómenos.
SEGUNDO ESTADIO- cuando se establece el predominio de las fuerzas abstractas.
UN TERCER ESTADIO- correspondiente a la búsqueda de leyes que rigen los fenómenos, mediante la observación y el razonamiento, etapa conocida como el positivis
ALVIN TOFFERr, habla de tres olas:
PRIMERE OLA- Basada en la producción agrícola y artesanal o modo de producción asiático.
SEGUNDA OLA- Basada en el desarrollo industrial o modo de producción europeo moderno.
TERCERA OLA- La del desarrollo cibernético, de los avances genéticos, uso de la energía solar y las tecnologías de la información. La cual ha dado paso a nuevas formas de organización económica, educativa y política, que nos conduce en dirección del nuevo orden CIVILIZATORIO conocido como la POSMODERNIDAD

En la actualidad con el nuevo orden civilizatorio se nota claramente que no hay una EQUIDAD educativa por cuanto carecemos de un buen nivel económico el que daría la posibilidad de tener acceso mas fácil a los adelantos tecnológicos, tanto maestros ,alumnos y padres de familia.
Nos preguntamos ahora si es que la utilización de las ntics serán la solución a la desigualdad educativa?.Considero que no, por cuanto los docentes deben estar preparados para conocer y aplicar estos adelantos en sus aulas .pero en muchos casos el profesor no cuenta con el dinero suficiente y los establecimientos educativos al que pertenecen también carecen de recursos para preparar y actualizar al maestro, lo que conlleva a una desigualdad en la educación.
Si aceptamos los términos de GLOBALIZACION en ,el observamos que, a todo nivel, los países no están en igualdad de condiciones, unos son desarrollados y otros en vías de desarrollo ,por estas razones si hablamos de la educación hay muchas incógnitas por discutir.
Analizando el punto de lo medios de comunicación masiva ,nos enfrentamos a una realidad injusta ,por cuanto seguimos sujetos a lo que nos imponen las ideologías comerciales ,las cuales nos han transformado en entes consumidores a todo nivel ,por lo que hace indispensable la participación de un estado que esté interesado en apoyar en la practica, a programas de investigación, los cuales nos darán la posibilidad de salir de el circulo en el que nos debatimos diariamente.

CONCLUCION

-Irremediablemente nos vemos abocados a enfrentar los cambios de èpocas en el mundo en el que desarrollamos
-La educación debe ser priorizada por el estado con recursos suficientes con la finalidad de que las familias participen activamente de la enseñanza aprendizaje a todo nivel.
-La mayor cantidad de instituciones educativas deberán buscar la manera de dotar de instrumentos tecnológicos suficientes para sus estudiantes con la finalidad de facilitar el ingreso a la información actualizada.
-Desde ya se debe implantar uno programas serios de alfabetización tecnológica, inclusive para profesores, aun más para poblaciones urbano marginales y rurales

BIBLIOGRAFIA

JOSÉ A. ARNAZ
( La planeación curricular. México, Editorial trillas,1981:págs. 18-19)
García matilla, Agustín: Una televisión para la Educación, la Utopía
posible. Barcelona: Gedisa, 2003
( La planeación curricular. México, Editorial trillas,1981:págs. 18-19)