miércoles, 5 de septiembre de 2007

NUEVOS PARADIGMAS

UNIVERSIDAD TECNICA DE AMBATO


MAESTRIA EN TECNOLOGIA DE LA INFORMACION Y MULTIMEDIA EDUCATIVA




OLGA GUAMANI M.


NUEVOS PARADIGMAS DE LA EDUCACION

La educación ha jugado un papel importante en el desarrollo de los pueblos de todo el mundo, son modelos que los docentes aplican en la educación nueva.
La misión de un paradigma de una institución es la de ayudar a formar estudiantes más capaces a desarrollar sus habilidades y a mejor su formación, cambiando los paradigmas obsoletos a educación nueva así como centralizar la educación en el constructivismo, participación activa de los estudiantes, despertando el pensamiento y la conciencia en los estudiantes.
PARADIGMA CONDUCTISTA.- El maestro siempre tiene que ser el guía u orientador de conducta de cada uno de los estudiantes. De acuerdo a este paradigma el profesor en el aula es como una máquina dotada de competencias aprendidas, que pone en práctica según las necesidades.
El alumno es receptor de conceptos y contenidos, cuya única pretensión es aprender lo que se le enseña.
La evaluación es considerada como un proceso sumativo de valoración y se centra en el producto que debe ser medible y cuantificable.
PARADIGMA CONSTRUCTIVISTA.- El profesor es que el enseña a construir a construir los pensamientos y forma runas ideas.
PARADIGMA COGNITIVO.- Es cuando adquiere los conocimientos científicos para asimilar con la práctica en el aula, esto hace que muchos psicólogos, pedagogos y didácticas investiguen en la búsqueda acorde a los avances de la sociedad.
PARADIGMA HUMANISTA.- Es enseñar a ver de diferentes formas a la educación, aplicando los nuevos modelos educativos.
PARADIGMA SOCIO-CULTURAL.- Con este paradigma indica que la educación debe ser para toda la sociedad sin importar las costumbres ni raza.

CONCLUSIÓN
Los paradigmas en la educación viven en un ciclo, nacen, producen y algunas mueren, en cambio otros permanecen por mucho tiempo. Hay gran cantidad de modelos que existen en la educación, los docentes, tenemos el deber de identificarlos, de encontrar la causa que lo produce, de evaluar su utilidad, su impacto y lo valioso u obsoleto que resulte. Es deber del buen docente es validar su ejercicio a través de un paradigma convincente, moderno y que favorezca el cumplimiento de los objetivos propuestos por la institución y particularmente por él mismo.

BIBLIOGRAFIA
1. José María Ruiz Mora, Revista Política, México. Editorial Guarania pág. 228.
2. Biblioteca del Instituto Nacional de Estudios Históricos de la Revolución. 1956
3. Valentín Martínez Otero, Formación Integral de los estudiantes. Editorial. Fundamentos 2000. Madrid España.
4. Valentín Martínez Otero, Teoría y Práctica de la Educación. Editorial ccs, Madrid 2003
5. Alonso Tapia J. motivación y Aprendizaje Escolar. Madrid España. 2005